Autoras

Josefina de la Torre

Poeta y actriz (1907-2002)

María Teresa León

Dramaturga (1903-1988)

Ernestina de Champourcín

Poeta (1905-1999)

Margarita Gil Roësset

Escultora y escritora de diarios (1908-1932)

Concha Méndez

Poeta (1898-1986)

María Zambrano

Periodista y filósofa (1904-1991)

Cristina de Arteaga

Poeta (1905-1984)

Carmen Conde

Poeta (1907-1996)

Zenobia Camprubí

Autora de diarios y cartas (1887-1956)

Rosa Chacel

Poeta (1898-1994)

 

Maruja Mallo

Pintora (1902-1995)

Margarita Manso

Pintora (1908-1960)

Josefina de la Torre

 
Me busco y no me encuentro - Josefina de la Torre
00:00

Me busco y no me encuentro


Rondo por las oscuras paredes de mí misma,

interrogo al silencio y a este torpe vacío

y no acierto en el eco de mis incertidumbres.



No me encuentro a mí misma

y ahora voy como dormida a las tinieblas,

tanteando la noche de todas las esquinas,

y no pude ser tierra, ni esencia, ni armonía,

que son fruto, sonido, creación, universo.



No este desalentado y lento desganarse

que convierte en preguntas todo cuanto es herida.

Y rondo por las sordas paredes de mí misma

esperando el momento de descubrir mi sombra.
 

 

(Josefina de la Torre, Marzo incompleto)

“ME BUSCO Y NO ME ENCUENTRO”

 

 

                                                                                   Madrid, 2 de diciembre de 1942

 

Llevas horas dando vueltas en la cama sin lograr conciliar el sueño, ya entra el sol por tu ventana y decides levantarte. Como cada mañana las escaleras crujen bajo tus pies, una fría oleada te golpea la cara y corres a comprobar si hay leña suficiente para calentar la casa. Suspiras aliviada. Enciendes la lumbre y calientas la leche en un cazo, al girarte descubres al que dice ser el amor de tu vida, agradeces su carácter, es siempre muy comprensivo contigo, se sienta pacientemente en la mesa. Saboreáis el café en silencio, él repasa mentalmente su guión mientras tú preparas la respuesta a la pregunta que siempre te hace. Acabas respondiendo lo de siempre, le contentas y él no pone mayor interés. Le acompañas a la puerta, se va a trabajar, luces tu vacía y recurrente sonrisa.

 

Por fin sola, otra vez, vuelves a encerrarte en tu rutina, por lo menos no te queda tiempo para pensar. Te apresuras para poder dedicarle tiempo a lo que más te gusta, bordar esa pequeña chaqueta, con la que solamente te permites soñar estando a solas. Oyes cómo se abre la puerta principal, escondes rápidamente la chaqueta y corres a poner el puchero a hervir. Te has vuelto a entretener, no es la primera vez esta semana, esta vez no estará tan calmado como acostumbra. A voces te recrimina no tener la comida lista y se sienta furioso en el sofá, una vez preparada ni siquiera se digna a mirarte y engulle su plato, cautelosamente, le planteas tus intenciones para esta tarde, cuando levantas la vista esperando encontrar un reproche, descubres que no se ha molestado ni en escucharte, sientes un portazo y supones que no volverá hasta tarde.

 

Desganada, comienzas a vestirte con ese viejo vestido que siempre te pones, con la cara lavada te diriges al lugar de reunión del Círculo de Poesía. Allí encuentras a tus amigas, pero no consiguen alegrarte, ni siquiera sigues su conversación, desvías la mirada hacia la ventana y ves pasar lo que siempre soñaste y nunca tendrás, te derrumbas. Una vez recompuesta, descubres en la mesa de al lado a Pedro Salinas que te hace señas para que te acerques. Te sonríe y te presenta al grupo de intelectuales de la Residencia de Estudiantes, a la cual hubieses pertenecido si hubieras sido hombre. Tímidamente le muestras los avances que entre escobas y pucheros has conseguido escribir, él se apiada de ti y ayudándote  a escribir el prólogo para el cuál no encuentras palabras. Será tu próximo éxito Versos y Estampas.

Cuando te quieres dar cuenta las ventanas de la cafetería están empañadas, ya ha anochecido. Deberías estar en casa, con la cena servida. Nada más abrir la puerta de casa, te ves inmersa en la más oscura penumbra, supones que Ramón estará ya acostado. Te reconforta saber que tendrás tiempo para acabar de coser ese pequeño botón de mi chaqueta, que tanta ilusión te haría poderme poner.

 

Espero que mañana cuando encuentres mi carta en el buzón encuentres fuerza para mostrar el gran talento que tienes.

 

Yo confío en ti.

 Te quiero mamá.

 

BIBLIOGRAFÍA

● Imagen:

 https://elpais.com/cultura/2002/07/12/actualidad/1026424803_850215.html 

● Música:

  https://www.youtube.com/watch?v=cpmzlyFIN3A

 

● Páginas Web:

- “Me busco y no me encuentro”. Recuperado de: https://www.scribd.com/doc/237034661/Me-Busco-y-No-Me-Encuentro-Josefina-de-La-Torre

- “Josefina de la Torre, me busco y no me encuentro”. Recuperado de: https://www.xuletas.es/ficha/josefina-torre-busco-encuentro-2/ http://www.josefinadelatorre.com/web.html

Concha Méndez

 
Se desprendió mi sangre - Concha Méndez
00:00

SE DESPRENDIÓ MI SANGRE

Se desprendió mi sangre para formar tu cuerpo. 
Se repartió mi alma para formar tu alma. 
Y fueron nueve lunas y fue toda una angustia 
de días sin reposo y noches desveladas.

 

Y fue en la hora de verte que te perdí sin verte. 
¿De qué color tus ojos, tu cabello, tu sombra? 
Mi corazón que es cuna que en secreto te guarda, 
porque sabe que fuiste y te llevó en la vida, 
te seguirá meciendo hasta el fin de mis horas.

(Concha Méndez, Niño y sombras)

Introducción

            Las escuelas de la clase media española ponían especial empeño en que las niñas que cayeron bajo su tutela se convirtiesen en excelentes pero aburridas amas de casa, ¿No era inevitable que estas muchachas, ya adultas, despertaran su curiosidad artística y estudiosa?

            No se reconocía la posibilidad de que la mujer también pudiera tener su propia vida intelectual, y mucho menos que éstas tuvieran medios para cultivarla.

            La Generación del 27, destacó dentro del país, ya que nunca antes se habían dado a conocer en tan poco tiempo tantas mujeres excepcionales: Maruja Mallo, Mª Teresa León, Carmen Conde…

            De todas estas artistas y escritoras, quizás ninguna se encuentra más olvidada que Concha Méndez, quien creó una obra muy desigual; aunque esto no justifica su olvido.

Con este trabajo queremos indagar en su vida personal y establecer una relación con su vida poética, centrándonos en uno de sus libros: Niños y sombras publicado en 1936 en Madrid. En este podemos encontrar un poema titulado “Se desprendió mi sangre”, obra dedicada a su hijo que murió al nacer, en la primavera del 33.

 

 

3 de febrero de 1933

            La mañana ya anunciaba su trágico desenlace. El golpeo de la aldaba me despertó, rápidamente baje las escaleras preguntándome quién llamaría a esas horas. Cuando abrí la puerta tan solo me encontré un sobre sin remitente. Asustada y con intriga abrí la carta ajena a lo que supondría para mi vida:

 

“Sr Manuel Altolaguirre,

A causa de su última publicación en la revista Héroe dejando a entrever su apoyo al partido republicano sinónimo de traición a su patria…

 y pesaran sobre usted todas las consecuencias de la ley.

 

            Con cada palabra que leía la angustia me iba consumiendo, no había acabado de leer la carta cuando un fuerte dolor irrumpió en mi vientre…

            Lo siguiente que recuerdo fue despertar en una habitación blanca y sombría, tumbada sobre una camilla junto a mi marido. Fueron pocos los minutos que pasaron tras enterarme  de la noticia, pocos los segundos en que tomé consciencia para pedir papel y lápiz y comenzar a escribir lo que sentía. Fueron tan sólo unos pocos versos…

 

“Se desprendió mi sangre para formar tu cuerpo.

Se repartió mi alma para formar tu alma.

Y fueron nueve lunas…”

 

            Entre el llanto y la angustia trato de seguir escribiendo este relato que poco a poco me desgarra el alma, difícil de leer por las máculas de las lágrimas.

 

5 de junio 1932

            Hoy va a ser uno de los días más importantes de mi vida,  empiezo a compartir todo lo que tengo con el hombre que más quiero, Manolo Altolaguirre, su acento andaluz y su gracia, el cariño y la sencillez con que me hablaba me cautivaron desde el primer momento, aunque todo hay que decirlo, nuestra pedida no fue de película, pero para mí, la más romántica opción.

            Ya tengo todo preparado, mi vestido color esmeralda a juego con mi ramo de perejil… Y allí me esperaba… mi prometido, mi amor, y todas nuestras amistades Al altar me llevaría Lope de Vega y mis damas de honor Maruja Margallo y María Zambrano vestidas color perla y tocados verdes me arroparían durante la ceremonia.

            Es entonces cuando dos personas pasan a ser una sola, y comienza nuestro nuevo proyecto de vida… formar una familia y entregarnos a ella.

 

13 de agosto 1932

            Hace un par de meses a Manolo le llegó una carta ofreciéndole lo que para muchos hubiera sido un sueño, y lo que para él ya era una realidad. Por eso hoy escribo desde Londres, esa carta fue el billete que nos trajo hasta aquí. Uno de los amigos de Manolo nos ha invitado a visitar el departamento de libros antiguos del Museo Británico. Nos han llevado por recónditos lugares; como en las películas, pulsando un botón se han movido las estanterías que daban acceso a unas galerías secretas. Ahí nos han enseñado una cantidad de tesoros inimaginables, todas las culturas de todos los tiempos en una exposición que se ha quedado grabada en mis ojos y en mi mente, espero, que para toda la vida.

            Fue la literatura la que unió nuestros corazones el 5 de junio, hace unos meses,  y que a día de hoy permite que siga siendo así.

 

 3 de febrero 1949

            Por fin me he armado de valor  y le he contado a Paloma la verdad. Cogí el álbum de fotos polvoriento de la estantería y tras soplar en la tapa se pudo ver la imagen de la portada, desgastada por el paso del tiempo, tiempo que parecía haber sido en vano debido a todas aquellas promesas que aquel 5 de junio de 1932 parecían ser eternas y que, sin embargo habían llegado a su fin.

            Regresando al presente caí en la cuenta de que nunca habíamos hecho ni una pequeña mención al que hubiese sido su hermano mayor.

BIBLIOGRAFIA  

  • Imagen:

https://nomequitespaz.blogspot.com.es/2013/03/quisiera-tener-varias-sonrisas-de.html

 

  • Música:

https://www.youtube.com/watch?v=_y64D3VOrXs&t=195s

  • Libro:

- Méndez, Concha (1936). Niño y sombras, Ediciones Héroe: Madrid.

- Ulacia Méndez, Paloma (1990). Memorias habladas y armadas, Mondadori: Barcelona.

  • Páginas Web:

- “Concha Méndez”. 6 de abril de 2003. Recuperado de: http://escritoras.com/escritoras/Concha-Mendez

- “Concha Méndez”. 4 de agosto de 2016. Recuperado de: https://culturasdenorta.blogspot.com.es/2016/08/concha-mendez.html

-“El bienio radical cedista. Las elecciones de 1934”. 6 de abril de 2003.

Recuperado de: http://www.historiasiglo20.org/HE/13a-2.htm

-“Concha Méndez”. Recuperado de: https://www.poeticous.com/concha-mendez?locale=es

Zenobia Camprubí

 

PALABRAS GRABADAS

 

Te echo de menos. Te echo mucho de menos. Te echo muchísimo de menos, Zenobia, quiero que estas primeras palabras sean simplemente para agradecerte lo feliz que has hecho mi vida, dándole un sentido. Mil gracias por los viajes juntos, por las confesiones, por las historias... gracias Zenobia. Siempre te voy a recordar.

Quiero empezar este discurso delante de toda la gente que te quiere: de tu familia; de tus más próximos amigos, y de los lejanos; de tu Juan Ramón, tu marido, el amor de tu vida; de todas esas personas a las que educaste y ayudaste, diciendo que, solo una persona como tú puede hacer tantas cosas buenas en una vida, solo tú puedes ir a la universidad sin haber estudiado en un colegio. Solo tú puedes montar una escuela improvisada en el patio de tu casa para enseñar a niños con o sin recursos. Ayudar, una palabra que siempre ha estado en tu vocabulario.

Recuerdo el día que nos conocimos, el día en el que me permitiste entrar en tu vida, aquel dos de marzo de 1937. Recuerdo todas y cada una de las vivencias, las tengo grabadas. Me contaste que llevabais 21 años juntos, Juan Ramón y tú. Estábamos en la Habana, Cuba. Tenías preocupaciones, muchas, sobre la situación de los españoles en aquel momento, en plena Guerra Civil. Por aquel entonces intentabas ocupar tu día ayudando a Juan Ramón.

Desde ese primer momento, hasta el último, me demostraste ser especial, diferente al resto de personas, diferente al resto de mujeres de la época. No te limitaste a estar en la sombra de tu marido, aunque no te separaste de ella, de España a Cuba, a Estados Unidos, a Europa…  pero  conseguiste tu propio estilo, tu estilo característico, presente en mí, presente en tus poesías, o en la enseñanza que impartiste por todos los países que pisaste. Todo esto te ha permitido ser un referente en la literatura femenina de nuestra época.

Es increíble que, aspectos que odiabais el uno del otro, fueran precisamente los que os unían y complementaban. Además, no puedo olvidar tu fuerza y tu carisma en situaciones adversas, como aquellas en las que Juan Ramón caía en periodos de aislamiento y crisis, y tú conseguías sacarlo a flote, tanto a él como a tu familia.

“Los dos nos hicimos el uno al otro de nuevo y nuestro amor ha sido mejor en la vejez que nunca. Ahora, si quieres vivir para mí, vamos a dedicarnos los dos a ordenar tus papeles lo mejor que podamos”. Dijiste, tras reaparecer el cáncer. Esto demuestra claramente tu amor hacia Juan Ramón, a pesar de que no estabas siempre de acuerdo con él. La sociedad en la que vivimos no te ha permitido realizarte plenamente como mujer, ni te ha dado el reconocimiento que te mereces. Siempre te ha obligado a mantenerte en un segundo plano por el simple hecho de no ser hombre.

Desgraciadamente, tengo muy presentes nuestros últimos días. La última noticia que tuve de ti fue la carta que escribiste a tu sobrino Paco, en la que contabas sin demasiada preocupación que la operación no iba a ser posible por el avance de la enfermedad, y sobre todo, recuerdo dolorosamente cómo acabaste la epístola, “Dios os bendiga a todos”, quizás una despedida demasiado anticipada...

Tenías dudas de si contárselo a Juan Ramón, no querías preocuparle, sabías que la noticia le destrozaría tanto por fuera como por dentro, afectándole muy negativamente en su trabajo. Como siempre Zenobia, pensando en los demás.

Al cabo de un tiempo, como ya no me contabas nada, supuse lo peor, lo que ahora sé que ha ocurrido….

 

Por último, quisiera dirigirme a Juan Ramón. Siempre estuviste entregado a tu trabajo, pero siempre necesitaste su apoyo incondicional, su optimismo, sus ganas de vivir, convirtiéndose así en tu inspiración día a día. Siempre te quiso con todo su corazón, como bien sabemos que tú le quisiste a ella. Te hablo directamente para decirte, ahora más que nunca, que luches, que luches por ella, por ese premio Nobel que tú bien sabes que ella lo merecía tanto como tú. Te pido que sigas escribiendo por ella, es lo que más hubiese querido.

 

Siempre formarás parte de mi vida, siempre. Espero que nos veamos pronto.

            Atentamente, Tu Diario.

 

 

Nota sobre el relato y la lectura en audio:

Este panegírico, habla sobre la vida de Zenobia Campubrí, citando momentos de su vida, y en especial los que fueros plasmados en su diario. Relato inspirado en el texto “2 de Marzo de 1937”, y “11 de Septiembre de 1956”, fragmentos del diario incluidos en Zenobia Campubrí. Diario 1. Cuba (1937-1939) y Zenobia Campubrí. Diario 3. Estados Unidos (1951-1956), Zenobia Campubri, adaptados por Graciela Palau de Nemes.

Primer y ultimo día de diario - Zenobia Camprubí
00:00

BIBLIOGRAFÍA

Bibliografía del relato “Palabras Grabadas” basado en el diario de Zenobia Campubri:

- Camprubí, Zenobia (1991).  Diario 1.Cuba (1937-1939). Madrid: Alianza Editorial

- Camprubí, Zenobia (2006). Diario 3.Puerto Rico (1951-1956). Madrid: Alianza Editorial

Imagen:

https://elpais.com/elpais/2015/10/23/mujeres/1445572800_144557.html

Música:

https://youtu.be/rTXHjKIXSv8

Páginas web:

- Cartas de Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí: monumento con palabras de amor. 26 de mayo de 2017. Recuperado de:

http://www.abc.es/cultura/libros/abci-cartas-juan-ramon-jimenez-y-zenobia-camprubi-monumento-palabras-amor-201705260053_noticia.html

- Vida y biografía de Zenobia Camprubí Aymar. Recuperado de:

https://www.fundacion-jrj.es/zenobia/vida-biografia/

- Zenobia Camprubí brilla sola. 23 de octubre de 2015. Recuperado de:

https://elpais.com/elpais/2015/10/23/mujeres/1445572800_144557.html

María Teresa León

 

DE CUANDO NO VIENES

 

 

Azul. Rojo. Verde. Gris. Un coche. Otro coche. Otro coche.

 

Una voz habla pero suena amortiguada:

 

-Teresa bonita ¿Qué tal la mañana? ¿El desayuno….?

 

Dejo de escucharla, ¿qué desayuno? Yo llevo aquí siempre, sentada en este sillón frente a la ventana.

 

Y otro coche. Y otro.

 

No, siempre no. Antes estaba con él.

 

Sus ojos, marrones, y la manera en que las teclas cantaban  bajo sus dedos en la máquina de escribir. Le decía que casi parecía que las acariciaba, y él se reía.

 

Ahora ya no hay risas.

 

- Teresa cariño, ha llegado carta. De su hijo Gonzalo.

 

¿Gonzalo? ¡Si tiene 9 años! Lo dejé con su padre en Buenos Aires…

 

 ¡Maldito Ramón! ¡Me quitó a mis niños!

 

Pero después vino él, mi Rafael, mi Alberti…

 

 

Tengo un papel en la mano… ¿por qué?

 

¡Ah sí! Iba a escribirle.

 

“Rafael ¡Vida! se me caen las alas al estar sola[1]. Rafael mi amor estoy en la nada, perdida en el tiempo de cuando no vienes. Pronto iré a Berlín. Me estás esperando, entusiasmado e impaciente para ir a Moscú, para ver a Stalin…”

 

Stalin... le enseñaré mis revistas de “Octubre”. Los artículos de Rafael y mis teatros, repletos del verdadero progreso e igualdad.

Lo que sufre Europa, lo que ha sufrido España…

 

¡Ingratos! ¡Nos echaron como a las ratas!

 

Perseguimos su bien, queremos cambiar las cosas, él y yo. Mi amor…

 

¿Por qué no viene?

 

 

Oigo lloros ¿Quién llora? ¡Estoy tratando de pensar!

 

-¿Teresa se encuentra bien?

 

Me doy cuenta de que soy yo la que llora.

 

 

¿Por qué lloro?

 

Mi Alberti vendrá a buscarme pronto… y luego iremos a Berlín… ¿o era a Praga esta vez? No recuerdo...

 

Vuelvo a mirar por la ventana.

 

Se cae algo de mi mano. Miro. Un papel escrito.

 

Ya lo recogerá alguien, yo estoy ya cansada.

 

Pasa un coche. Y otro coche.

 

¿Cuándo vendrá él? Llevo mucho esperando.

 

 

Audio: Escena de Huelga en el puerto, Revista Octubre, III (agosto-septiembre, 1933), pp. 21-24.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1] Cita de una de las cartas de María Teresa: http://www.elmundo.es/magazine/2003/183/1048875170.html

BIBLIOGRAFÍA

Imagen:

http://amotinadas.blogspot.com.es/2017/03/las-sin-sombrero-maria-teresa-leon.html

 

 

 

Páginas Web:

- Huelga en el puerto, María Teresa de León.

https://es.scribd.com/document/348612350/Huelga-en-El-Puerto-Maria-Teresa-Leon

- Huelga en el puerto. Biblioteca virtual de prensa histórica: http://prensahistorica.mcu.es/en/consulta/registro.cmd?id=1025361

- Huelga en el puerto, María Teresa de León. Obra

https://es.scribd.com/document/348612350/Huelga-en-El-Puerto-Maria-Teresa-Leon

- Rafael, ¡Vida! Se me caen las alas al estar sola. 30 de marzo de 2003. Recuperado de:

http://www.elmundo.es/magazine/2003/183/1048875170.html

- María Teresa León, biografía de su melancolía. Recuperado de:

http://www.jotdown.es/2017/06/maria-teresa-leon-biografia-melancolia/

- María Teresa León. Recuperado de:

http://escritoras.com/escritoras/Maria-Teresa-Leon

- María Teresa León, desde el olvido. 14 de septiembre de 2017. Recuperado de:

https://cronicaglobal.elespanol.com/letra-global/maria-teresa-leon-olvido_87095_102.html

Huelga en el puerto - María Teresa León
00:00

María Zambrano

 
La vida de la mujer es la vida del alma - María Zambrano
00:00

MIS MEMORIAS

 

Móvil de María Zambrano: 

 {Antes de sumergirte en este pequeño fragmento de la vida de la escritora y filósofa María Zambrano, haz clic en el icono de información para aprender rápidamente cómo navegar por el móvil y plataformas digitales de una de las mujeres más revolucionarias del siglo XX. Este icono aparecerá numerosas veces a lo largo de la experiencia, guiándote por ella. Una vez entendido…comienza a leer}

 

  Un nuevo día amanece. Hoy podría ser el día más destacado en mi calendario, pero hace mucho que dejé de celebrar mi cumpleaños.

   Sentada en mi cómodo sillón rodeada de la única familia que me queda, mis gatos, no puedo evitar ponerme melancólica y recordar todo mi pasado. Millones de recuerdos corren delante de mis ojos, mi infancia, mi época en el bachiller, mi primer y gran amor, mi exilio, mi querida madre, mi hermana que era lo mejor que me había pasado en la vida... ¡qué injusticia que la vida se lleve a los mejores! No sabéis cuantísimo os necesito a ambas. Vuestra ausencia nunca fue fácil, pero hoy es una cuesta arriba que a mi edad ya no puedo subir, y me hundo al pensar en mis pilares fundamentales, vosotras.

  Siempre he tenido un gran miedo. El miedo a dejar de recordar. La vejez tiene una cruel afición; arrancar de nuestro interior todo lo que somos, todo lo que ha moldeado nuestra persona a lo largo de toda una vida... nuestros recuerdos y vivencias.

  He sido una eterna cabezona y fiel a mis ideas, no quiero que la vida me quite todo lo que soy, no voy a permitir que los años me ganen la batalla. Es por eso que estoy pensando en recopilar todos mis recuerdos y vivencias en una plataforma digital. Cuando mi vieja memoria ya no sea capaz de recordar por sí misma, siempre podré hacerlo gracias a ella.

{Clicando en el icono de Instagram conocerás más sobre la vida de María Zambrano}

  No puedo dejar de pensar en mi gran amor, Miguel Pizarro. ¿Por qué nos tuvieron que separar? ¿Por qué no pudimos ser felices? Llámame egoísta, disfruté de tu compañía un lustro cuando yo quería la eternidad a tu lado. Nunca te olvidé Miguel, y el aire que respiro es testigo de lo que digo. Contigo, pero sin ti, aprendí lo dura que es la vida y lo envidiosa que llega a ser. Es por eso, que ya no todo el mundo tuvo el poder de llegar hasta el fondo de mí.

 

Audio: “La vida de la mujer es la vida del alma” (María Zambrano)

BIBLIOGRAFÍA

 

Libros:

- Laurenzi, Elena (1995). María Zambrano y nacer por sí misma. Madrid: Horas y Horas..

Páginas Web:

- Caldeiro, Graciela Paula. Abelardo y Eloísa. Mitos y leyendas. Recuperado de: https://mitosyleyendas.idoneos.com/mitologia_medieval/abelardo_y_eloisa/

- Pérez Ortiz, María Jesús (31 de Octubre de 2012). Adolescencia y juventud de María Zambrano. La opinión de Málaga. Recuperado de: http://www.laopiniondemalaga.es/cultura-espectaculos/2012/10/31/adolescencia-juventud-maria-zambrano/545014.html

- María Zambrano. Cronología 1904-1939. Centro Virtual Cervantes. Recuperado de: https://cvc.cervantes.es/actcult/zambrano/cronologia/1904_1939.htm

Imágenes:

Rosa Chacel

 

“En el infierno había un violoncello…”

 

En el infierno había un violoncello

entre el café y el humo de pitillos

y cien aulas con libros amarillos

y nieve y sangre y barro por el suelo.

Pero tú, resguardada por el velo

de tus cristales de lucientes brillos,

pasabas, seria y pura, en los sencillos

compases de tu fe y de tu consuelo.

Algunas veces fuimos, de la mano,

por las venas del bosque y la corneja

cantó melancolía en nuestras almas,

si nos separa el Abrego inhumano,

no llores mi amistad hoy que se aleja,

entrega al viento el talle de tus palmas.

 

(Rosa Chacel, Obra completa: ensayo y poesía)

En el infierno había un violoncello - Rosa Chacel
00:00

Cuarta carta de Rosa Chacel donada a la Biblioteca Nacional.

 

 

Mi muy querida, Esmeralda,

 

Te escribo con el corazón en la mano y recordando dolores y penas pasadas, aún sin cicatrizar. Te escribo porque no es océano el que crucé sino el que lloro hoy. Y te escribo porque aún huyendo de los recuerdos, me los topo como las olas que rompen en la orilla del mar. Ya hace un año desde que “Timo” cruzó la laguna y yo el océano, y treinta y nueve desde que la guerra dejó de librarse en el exterior para pasar a librarse en mi alma.

 

Cuanto más tratas de olvidarlo con más fuerza lo recuerdas, y yo, rebuscando entre mis recuerdos, encuentro poemas que amarillean y sin embargo entienden sentimientos que hoy cruzan mi corazón. A ti, mi confidente, hoy día 14 de marzo de 1978, te confieso y confío mis pensamientos más profundos y espero, que como árbol que da sombra, tú me des consuelo.

 

Añoro sus abrazos, corazas que me defendían de un mundo frío y cruel, al que su mirada café le daba un nuevo sabor; las tardes recitando aquellas poesías en las que él era verso y yo, mártir de amor. Añoro su presencia, y también la tuya, añoro mi vida pasada. Recuerdo el día en que tuve que huir de mi España natal, la que había sido mi casa durante tantos años, a América, para refugiarme del caos y del sufrimiento de la guerra que enfrentó a hijos de una misma madre y que, lejos de mejorar nada, solo hundió más a mi patria. Nunca olvidaré a aquella mujer que con sus lágrimas parecía limpiar la sangre del cuerpo de su pequeño, mientras entre sollozos murmuraba una nana al ritmo de los disparos. Inevitablemente, eso me conduce a pensar en mi infancia. Mi madre me solía cantar, incluso a veces se animaba y tocaba algún instrumento con sus frágiles manos de porcelana. Todos los climas, todas las pasiones y todos los tormentos se me habían revelado en las canciones de mi madre. Canciones de cuna española, danzones y habaneras americanos; la ópera italiana, en total; las zarzuelas en boga…todo lo cantable.  Ella era una diosa, una Perséfone rodeada de narcisos pero desgraciadamente raptada por un Hades borracho e inestable, al cual me niego a llamar padre. Lucho y sueño por parecerme a ella: artista, maestra, trabajadora… Todo lo que soy se lo debo, porque sólo ella creyó en mí.

 

Sí, definitivamente he vivido muchos infiernos, los vivo y los viviré, pero hasta en el peor de ellos queda un violonchelo, una melodía, una poesía, un recuerdo dulce del que nutrirse y esperanzarse. Y siempre me quedaréis tú, mi joya más preciada, y mi Carlitos, que también te echa de menos.

 

A la espera noticias tuyas,

 

Rosa

BIBLIOGRAFÍA

Imagen:

http://escritoras.com/escritoras/Rosa-Chacel

 

Libros:

- Segura Graiño, Cristina (2001). Feminismo y misoginia en la literatura española, Madrid: Narcea Ediciones.

Páginas web:

- La Chacel más íntima llega a la Biblioteca Nacional con tres cartas. 27 de agosto de 2016. Recuperado de:

http://www.elmundo.es/cultura/2016/08/26/57c01b05268e3ebe3f8b456e.html

- Rosa Chacel. Recuperado de:

http://escritoras.com/escritoras/Rosa-Chacel

- Rosa Chacel, un lugar en la historia. 4 de julio de 2017. Recuperado de:

http://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-rosa-chacel-lugar-historia-201707040954_noticia.html

 

Ernestina de Champourcín

CARTA AL VACÍO

 

Es escribir a alguien

o lanzarse al silencio,

a nadar en lo oscuro,

a encender una llama

aunque ahoguen las dudas.

¿Carta a lo que no existe?

Hay buzones alados

que se disparan solos

y un correo sin pistas

ni trayecto seguro.

 

Eludir el camino

que todos conocemos.

Seguir hacia adelante

ruta de los que intentan

lo que nunca pensaron

y se sienten felices

porque hay algo distinto,

porque se desvanece

de pronto lo que sobra

y no existe el vacío

si queremos colmarlo.

(Ernestina de Champourcín, Del vacío y sus dones)

Carta al vacío - Ernestina de Champourcín
00:00

CLAVELES

 

 

ACTO 1

 

Escena 1

 

(Ernestina en un tren mirando por la ventanilla, está atardeciendo, llega a la estación de Vitoria, donde le espera su amiga Oroimena. Se dan dos besos.)

 

ERNESTINA: ¡Cuánto tiempo!

 

OROIMENA: Dichosos los ojos... Ilargia está deseando verte.

 

ERNESTINA: Entonces no la hagamos esperar.

 

 

Escena 2

 

(En un caserío de la montaña vasca rodeado de verdes prados, robles y hayas. Ernestina y Oroimena aparecen sentadas contemplado el cielo estrellado. Es invierno)

 

ERNESTINA (suspira y mira al cielo): ¡Qué gusto da volver! Vitoria nunca dejará de ser mi hogar.

 

OROIMENA: Recuerdo la primera vez que volviste de Madrid y me dijiste que a pesar de todo ninguna ciudad podía compararse con Vitoria.

 

ERNESTINA: Aquellos eran buenos tiempos. Quién pudiese volver a las calles de Madrid con la inocencia y la tranquilidad de aquellas edades.

 

OROIMENA (sonríe melancólicamente): Pero el tiempo pasa y ya solo nos quedan recuerdos.

ERNESTINA: Nunca podré olvidar aquel día en el que mi padre no me permitió entrar en la universidad, el vacío que me invadió por dentro y la calma que vino después al encontrar la libertad a través de la poesía.

 

OROIMENA: Grandes versos de amor escribiste para aquel que cambió tu vida para siempre.

 

(Ernestina suspira al recordar al amor de su vida)

 

Fue un gran hombre, le sonrió la fortuna al dejarle compartir su vida contigo.

 

ERNESTINA: Y sin embargo hoy continúo escribiendo esos versos de amor, ¿acaso escribo cartas a lo que no existe? Sentimientos que desaparecen en el vacío sin que haya un corazón latente que pueda recibirlos.

 

OROIMENA: No derrames lágrimas por un pasado que fue feliz. Dios te cuida, ¿acaso puedes pedir algo más?

 

(Oroimena abraza a Ernestina)

 

ERNESTINA: Es todo lo que podemos pedir los que intentamos seguir hacia adelante eludiendo el camino que todos  conocemos. Tratando de llenar el vacío que ha dejado en nosotros el paso del tiempo.

 

OROIMENA: Siempre has sido esa mujer fuerte, que ha luchado por aquello en lo que creía. Capaz incluso de encender una llama de esperanza en aquellos corazones ahogados por las dudas.

 

(Oroimena se acerca a la estantería y saca de una caja las fotografías de la guerra civil)

 

ERNESTINA: Aquellos niños se merecían que alguien cuidara de ellos, pero el mérito no fue mío sino de Juan Ramón y Zenobia que fueron los que impulsaron el proyecto.

 

OROIMENA: Yo creo que todos vosotros fuisteis importantes en la vida de aquellos huérfanos.

 

ERNESTINA: Como un sabio dijo una vez debemos dejar el manto en las manos del pasado y encarar con alegría el presente.

 

(Se escucha el ladrido de un perro)

 

OROIMENA: Parece que a Ilargia le gusta la idea.

 

ERNESTINA: No te puedes hacer a la idea lo mucho que echaba de menos este cielo estrellado que me hace sentir como en casa.

 

OROIMENA (susurrando): Recuerda que este siempre será tu hogar, donde perdurarán para siempre tus recuerdos, tus amores, tus deseos, tus penas, tus alegrías…

 

 

ESCENA 3

 

(De día, Ernestina en un cementerio con un ramo de flores delante de una tumba donde se puede leer “Oroimena”).

 

ERNESTINA: Siempre supe que los claveles eran tus flores favoritas.

 

(Ernestina deja las flores sobre la tumba de Oroimena al tiempo que una solitaria lágrima desciende por su mejilla).

 

 

 

FIN, SE CIERRA EL TELÓN.

BIBLIOGRAFÍA

 

● Imagen:

 - “Un trabajo sobre el feminismo en Europa, premio Ernestina de Champourcín”. Imagen Ernestina de Champourcín. 08/06/2017. Recuperado de:

http://static01.diariodenavarra.es/uploads/imagenes/bajacalidad/2017/06/08/_retratoernestina_f74e8211.jpeg?b6af07cac9c3df946d6ec9ba68d3c24d

 

● Música:

 - “FADED (Lower Key - Piano karaoke demo) Alan Walker”. Recuperado de:

https://www.youtube.com/watch?v=QxZnry-Zqqw

 

● Páginas Web:

- “Carta al vacio”. Poema de Ernestina de Champourcín. Poemas del alma. Recuperado de: https://www.poemas-del-alma.com/ernestina-de-champourcin.htm

- Biografía de Ernestina de Champourcín. Escritores.org. Recuperado de: https://www.escritores.org/biografias/200-ernestina-de-champourcin-moran

- “La memoria”. Poema de Juan Ramón Jiménez. Poemas del Alma. Recuperado de:

https://www.poemas-del-alma.com/juan-ramon-jimenez-la-memoria.htm

Cristina de Arteaga

 

MIS OJOS, MIS POBRES OJOS

 

Mis ojos, mis pobres ojos

que acaban de despertar

los hiciste para ver,

no sólo para llorar.

 

Haz que sepa adivinar

entre las sombras la luz,

que nunca me ciegue el mal

ni olvide que existes tú.

 

Que, cuando llegue el dolor,

que yo sé que llegará,

no se me enturbie el amor,

ni se me nuble la paz.

 

Sostén ahora mi fe,

pues, cuando llegue a tu hogar,

con mis ojos te veré

y mi llanto cesará.

 

(Cristina de Arteaga)

Mis ojos - Cristina de Arteaga
00:00

Emilio

Castelar

 

Presidente del   Poder Ejecutivo de la República Española

13 DE JULIO DE 1984

Convento de la Concepción Jerónima
Calle de Toledo
Madrid (Comunidad Autónoma de Madrid)

Estimado Sr.  Martínez Gil,

Me lamenta anunciarle la muerte de Doña Cristina de Arteaga, discípula suya en el Convento de la Concepción Jerónima en Madrid.

La conocí en enero de 1921 en una de sus multitudinarias charlas, allí descubrí una de sus más resaltantes facetas: su gran capacidad intelectual. No pude obviar esa conferencia, así que me vi obligado a  transmitir la grata reflexión a la que aquello me llevó: “el mundo está gobernado por faldas”. Aunque, qué le voy a contar a usted, si conoce mejor que nadie la insistencia con la que se refería a un nuevo cambio hacia la visión de las mujeres de la época.

Cristina conectaba cada elemento de su día a día con las Sagradas Escrituras de la Biblia, esto dejaba ver el matiz religioso de ese carácter moderno y renacentista que la definía. Su último ruego fue mi compromiso haciéndome cargo de la entrega de este poema, en el que refleja sus miedos y pasiones. Cuando ruega poder saber adivinar entre las sombras la luz, que no la ciegue el mal y sobretodo no olvidar la existencia de Dios; para ella él lo era todo, lo último que quería era olvidar aquello que tanto amaba. No deseaba la enturbación de su alma ni de su paz, sólo quería el afianzamiento de su fe. En este relato dice: “cuando llegue a tu hogar, con mis ojos te veré y mi llanto cesará”, esto hace referencia a su percepción de la vida eterna a la que aspiraba. La enfermedad que sufría acabaría cuando llegara al reino de los cielos, porque allí eso no importaría. Lo único relevante ahí sería su amor por Dios.

Debido al significado de este preciado poema, me complace hacerle entrega del mismo en nombre de Doña Cristina de Arteaga, íntima amiga mía, ya que pensó que no podría estar en mejores manos, una persona que rinde culto al mismo Dios al que ella amaba, que posee las mismas bases éticas y que fue de gran importancia e influencia en su vida.

Atentamente,

Emilio Castelar.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

● Imagen:

http://aunamendi.eusko-ikaskuntza.eus/es/arteaga-falguera-cristina-de/ar-24854/fotos/

● Música:

https://www.youtube.com/watch?v=6DSG_JFWbIs&feature=youtu.be 

● Páginas Web:

- “Poetas siglo XXI-Antología mundial”. Recuperado de:

https://poetassigloveintiuno.blogspot.com.es/2011/02/3169-cristina-de-arteaga.html

- “La Casa del Infantado, breve biografía de algunos de sus miembros”.

Recuperado de: https://www.uam.es/personal_pdi/ciencias/depaz/mendoza/carteaga.htm

Maruja Mallo

 

EL CANTO DE LAS ESPIGAS

 

 

En la infancia la ausencia de toda norma conocida ofrece al hombre la perspectiva de múltiples vidas vividas al mismo tiempo; El hombre hace suya esta ilusión; sólo le interesa la facilidad momentánea, extremada, que todas las cosas ofrecen. Todas las mañanas los niños inician su camino sin inquietudes. Todo está al alcance de su mano, las peores circunstancias materiales parecen excelentes; pero llega un momento en que por desgracia todo cambia. Ese momento que solo de pensarlo te da rabia.

 Abres los ojos y ya estás inmerso en ese mar que hasta un pez pantera es capaz de devorar, se llama mundo y se comporta como un río que abre su cauce y que luego el propio cauce esclaviza al río.

 Aún recuerdo esos marineros que llegaban a las costas gallegas después de largos viajes sumidos en las infinitas aguas de los mares. Su mirada se había ahogado con algún compañero. Historias que no terminaban de la mejor manera pero el esfuerzo se veía recompensado con la sonrisa de su familia al ver que llevaban algo de pan a casa.

De nada vale estar vivo si hay que trabajar. La libertad es el deseo que todo hombre anhela y que nadie posee.

 

Ser tirano no es ser, sino dejar de ser, y hacer que dejen de ser otros; pero como mi padre André decía, no será el miedo a la locura lo que nos obligue a bajar la bandera de la imaginación.

No hay que cargar nuestros pensamientos con el peso de nuestros zapatos sino caminar con ellos o tratar de liberarnos.

 Desde Galicia hasta Argentina con historias que jamás hubiera imaginado, momentos, lugares, personas…tratas de rehacer tu vida por culpa de situaciones pero siempre teniendo presente tus compañeros que en casa esperan.

Cartas que no reciben respuesta, personas que ya no te llaman…poco a poco ves como nadie es imprescindible para vivir y lo rápido que se olvida todo.

Tristemente toda idea que triunfa marcha hacia su perdición y hace que personas inocentes cambien su rumbo de vida y no puedan volver a casa.

 

A pesar de todo doy gracias porque lo maravilloso es siempre bello, todo lo maravilloso es bello, de hecho, sólo lo maravilloso es bello.

Asique, querida imaginación esto va por ti que nunca perdonas.

 

SENTIDO del cuadro en relación con el relato:

 

El estilo de los cuadros de Maruja Mallo está muy influenciado por el contexto histórico de la época. Uno de los cuadros más representativos es “El cuadro de las espigas”, donde expresa su exaltada atención a las gentes sencillas que luchan en la era con las espigas o haces. Muestra el metódico trabajo de campo recogido en rostros de marineros que ella observaba en Galicia.

Estos elementos estilizados y símbolos, constituyen el ámbito del mar y de la tierra, que se ensalza en esta obra en las manos, la forma en la que están colocadas las palmas abiertas representan la figura de un pez con forma de patena, el trigo representa la voz del trabajo del pueblo.

Este cuadro pertenece a un conjunto que destaca por su armonía, geometría y serenidad. Trata de recuperar las formas ocultas de lo real en lo objetivo.

Es una obra muralista de aspecto solemne que presenta una frontalidad teatralizada.

 

Maruja Mallo asegura en varias ocasiones que desea que su pintura esté en manos del pueblo español.

Realiza esta obra en Argentina donde “hidrata” su pintura tras su exilio como consecuencia de la guerra civil.

 

“Canto de espigas” es la composición más espectacular tanto por su tamaño y el significado del contenido, durante esa época se reconoce esta obra gracias al interés que se muestra por la nueva generación de historiadores.

BIBLIOGRAFÍA

 

Imagen:

http://www.museoreinasofia.es/coleccion/obra/canto-espigas

 

Libros:

- De la Ganda, Carmen (1978). Maruja Mallo, artistas españoles contemporáneos.

Servicio de publicaciones del ministerio de educación y ciencia.

 

Páginas web:

- “La atormentada vida sexual de Lorca”  14 de marzo de 2009. Recuperado de:

http://www.heraldo.es/noticias/cultura/la_atormentada_vida_sexual_lorca.html

- “Maruja Mallo, la gran artista del siglo XX”  11 de septiembre de 2009. Recuperado de:

http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2009/09/11/maruja-mallo-gran-artista-siglo-xx/367092.html

- “Maruja Mallo pide paso en su Día das Artes Galegas” 1 de abril de 2017. Recuperado de:

http://www.farodevigo.es/sociedad/2017/04/01/maruja-mallo-pide-paso-dia/1652634.html

- “El día que ellas se quitaron el sombrero” 2 de marzo de 2016. Recuperado de:

http://www.lavanguardia.com/edicion-impresa/20160302/40133839600/el-dia-que-ellas-se-quitaron-el-sombrero.html

- “Las amigas de Buñuel, Lorca y Dalí”  8 de marzo de 2016. Recuperado de:

https://elpais.com/elpais/2016/03/08/mujeres/1457435566_145743.html

Margarita Gil Roësset

 
Qué sé yo por qué te quiero tanto - Margarita Gil Roësset
00:00

“Qué sé yo por qué te quiero tanto”

 

Qué sé yo por qué te quiero tanto… vamos… si sé… comprendo muy bien que se quiera así… pero… querría no quererte tanto.. aunque mi única razón de ser… es esa… y también mi única razón de no ser…

…En amor… no cabe una intervención razonada… quieres o no quieres.

…Qué bruma… densa noche negra…noche enferma eterna…cuando siento que apenas si te importo.

... Hoy…mañana…vida…risas de sol y agua… cuando me dejas imaginar que me quieres.

…Y qué paz entonces… es así como si te dieran… si te encontrases con todo lo más… y lo menos… todo lo que deseas y sabes… y lo que quieres sin saberlo.

…Plenitud de lo consciente y lo inconsciente… creo que no me explico… es más fácil…

Yo lo siento tan claro… debe ser sencillamente la maravillosa sensación de amor…

Tú absorto… concentrado en lo inmenso… y, a veces, ocupándote serio en lo no inmenso… armonía… equilibrio…

equilibrio de las cosas… arrugas del mantel… floreros…

…todo lo que en ti… por ti, sí… todo lo quiero… me gusta…

… Entiéndeme, que no es que haya perdido el sentido de valores.

…Hay cosas que encuentro superiores a otras… y unas encuentro bien y otras no… pero ninguna cambiaría… porque tú eres tan tú en todo… que cambiar algo… parece desintegrarte.

Eres casi perfecto, pero al casi que no es perfecto tuyo le quiero como al otro…

(Marga Gil Roesset, Querría no quererte tanto)

LAS PALABRAS DE MI VIDA

 

  1. Martes 27 de noviembre de 1930:

Querido diario: hoy han añadido mi escultura de Adán y Eva a la Exposición Nacional.

La gente se ha quedado sorprendida, se preguntan cómo es posible que yo haya esculpido esa obra, incluso quienes dudaban de mi por mi joven edad se han quedado asombrados.

 

  1. Jueves 12 de febrero de 1932:

Querido diario: cuanto tiempo sin hablar. Hace un par de semanas que acabé el último cuadro y de que lo mostrara públicamente. Pensaba que desde lo de la Exposición Nacional todo iría a mejor pero fue una ilusión momentánea. El cuadro apenas ha tenido  repercusión y no hay cosa peor que alguien no valore mi trabajo, ni mi tiempo ni por tanto, mi vida. No estoy segura de si valgo para esto. Quizás tenga que dejarlo.

 

  1. Miércoles 2 de abril de 1932:

Querido diario: hoy ha sido un día muy especial. En el recital de ópera, Olga Bauer, la austríaca de la que te he hablado en otras ocasiones, me ha presentado ni más ni menos que a Juan Ramón Jiménez. Hemos disfrutado de una grata velada en la que he podido conocerlo mejor. Es un hombre maravilloso, más incluso de lo que me imaginaba.

 

  1. Lunes 14 de mayo de 1932:

Querido diario: hoy he entregado a Zenobia el busto que le he hecho. Parece que le ha gustado mucho. Creo que ella lo ha entendido como un signo de admiración aunque más se asemeja a una petición de perdón. Cuanto más tiempo pasa, más siento el pesar en mi corazón. ¡Qué terrible es amar a un hombre casado!

 

  1. Miércoles 20 de julio de 1932:

Querido diario: ya lo he hecho. He cometido el mayor crimen para un artista: destruir su propia obra. No podía ni mirar los bocetos ni las esculturas sin sentir el inmenso pesar de que sabes que no llegarás a nada. Soy demasiado joven para que me reconozcan como artista y tampoco puedo conseguir que mi amor sea correspondido, estoy desesperada, ya no puedo más.

 

  1. Jueves 28 de julio de 1932:

Querido diario: ya no aguanto más. El fuego de mi corazón no me deja respirar, pero mis valores cristianos me impiden manifestarlo. Mis sentimientos son como la fruta prohibida, más quisiera yo poder enterrarlos. Solo hay una salida y no está en esta vida. Hoy le he dado a Juan Ramón el diario que le escribí confesándose mi amor. Nunca más escribiré en tus páginas, me voy para no volver. Gracias por aguantar mis penurias y desconsuelos.

Ahora solo me queda decir: adiós viejo amigo.

BIBLIOGRAFÍA

 

Música:

- Ludovico Einaudi - Divenire.

Páginas Web:

- “El diario secreto de Marga Gil Roësset, la suicida enamorada.”. Algún día en alguna parte. 21 de enero 2015. Recuperado de: https://algundiaenalgunaparte.com/2015/01/21/el-diario-secreto-de-marga-gil-roesset-la-suicida-enamorada/

- “Marga Gil Roësset: Diario de su amor imposible hacia Juan Ramón Jiménez”. Diario virtual ABC. 24 de enero 2015. Recuperado de: http://www.abc.es/cultura/libros/20150124/abci-marga-juan-ramon-diario-201501231936.html

- Quién fue Marga Gil y por qué debería interesarte (más allá de su suicidio por Juan Ramón Jiménez)”. El País. 28 de enero de 2015. Recuperado de: https://verne.elpais.com/verne/2015/01/28/articulo/1422448494_378717.html

- “Marga Gil Roësset (1908-1932) / Escultora, ilustradora y poeta”. Tam-Tam Press. 14 de enero 2016. Recuperado de:

https://tamtampress.es/2016/01/14/marga-gil-roesset-1908-1932-escultora-ilustradora-y-poeta/

- “Marga Gil Roesset”. Página Web Poetas siglo XXI. 1 de marzo 2016. Recuperado de:  https://poetassigloveintiuno.blogspot.com.es/2016/03/marga-gil-roesset-18174.html

- “Diario de Marga Gil Roesset”. Arte y cultura visual. Recuperado de: http://www.m-arteyculturavisual.com/2015/04/02/diario-de-marga-gil-roesset/

- Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Recuperado de: http://www.cervantesvirtual.com/bib/bib/bib_autor/juanramonjimenez/pcuartonivel4d4b.html?conten=imagenes&pagina=imagenes1.jsp&fqstr=1&qPagina=0&qImagen=3

- “Grupo (1932)”. El poder de la Palabra. Recuperado de: http://www.epdlp.com/cuadro.php?id=2137

Carmen Conde

 

LLANTO POR ABEL

 

Negro cuajar de mi entraña,

agario aceite de mi llanto,

¡Hijo mío, Abel!

 

¿En qué peñasco te ofrendan,

ante quien te sacrifican?

¡Abel, hijo mío!

 

No quiero ver al que mata,

llévenselo la que estira

por el polvo de su pecho.

 

Ardores de simiente,

ebrio gemido de júbilo,

¡Hijo mío, Abel!

 

Sin grito muerdo mis labios,

mis pechos retuerzo ronca,

¡Abel, hijo mío!

 

Aullándote por la noche,

bramando misericordia,

¡Hijo mío, Abel!

 

(Carmen Conde, Poesía completa)

Llanto por Abel - Carmen Conde
00:00

Fragmentos del diario de Carmen Conde:

 

6 de junio 1914

¡Hola diario! Me llamo Carmen Conde aunque en el pueblo siempre me llaman Carmencita, hoy es mi cumpleaños, cumplo ya siete años y mi mamá me ha regalado este diario porque me gusta mucho escribir. Papá y mamá me han dicho que mañana vamos a ir a vivir a otra ciudad. Estoy triste porque no voy a ver a mis amigos del cole pero papá me ha dicho que vamos en barco ¡¡me encanta el mar!!

No sé qué le pasa a papá pero estos días está triste y no quiere jugar conmigo, dice que aquí hay más oportunidades que en el pueblo.

 

28 de agosto 1920

¡Acabo de encontrarte! No sabía dónde te había guardado. Tengo muchas cosas que contarte. Estos seis años en Melilla han sido geniales, he hecho muchos amigos en el colegio y los viernes siempre quedamos para ir a la playa y jugar. Mis padres me han dicho que volvemos a Cartagena, tengo muchas ganas de volver a ver a mi familia y a mis amigos del pueblo, aunque estoy triste por todo los años que hemos vividos aquí. Estoy segura de que un trocito de mi corazón se quedará aquí.

 

3 de noviembre 1927

Hace un par de años comencé Magisterio aquí en la Uni de Cartagena y he conseguido hacerme un hueco en la prensa. Las cosas no pueden ir mejor, estoy en contacto con Juan Ramón Jiménez a través de cartas.

Gracias a tantas tardes de estudio en la biblioteca de la universidad, me han permitido compartir momentos increíbles junto a Antonio Oliver Belmás con el que he conectado a la perfección y hemos empezado a vernos, no solo en la biblioteca sino que también ha venido a mi casa algún que otro día, mis padres están encantados con él.

 

1929

Siempre me ha gustado escribir, y tras unos largos años de esfuerzo y sacrificio he conseguido publicar mi primer libro de poemas en prosa, al cual he llamado Brocal. Se trata de un conjunto de poemas que he ido escribiendo durante estos años basados en mi experiencia viviendo en Melilla. Esta ciudad me ha dejado una huella profunda y guardo un pedacito de ella en mí, nunca olvidaré ese ambiente mediterráneo.

1931

Este año me ha traído momentos memorables y muy importantes tanto para mi vida profesional, como para mi vida personal. Hace unos meses funde la Universidad Popular de Cartagena con mi prometido, Antonio Oliver Belmás. Por si fuera poco, mañana día 5 de Diciembre, es un gran día para nosotros, hemos decidido dar un paso más formalizando nuestra relación y casarnos.

 

(s.f.) 1933

Tras nueves meses de larga espera con altibajos, por fin íbamos a poder disfrutar de nuestra hija. Lamentablemente, el parto no ha ido como esperamos, ha habido muchas complicaciones y la hemos perdido. Esto ha supuesto un gran impacto en nuestra relación ya que ninguno de los dos nos lo esperábamos, pero no quiere decir que vayamos a perder la esperanza.

 

(s.f.) 1936-1939

Estos últimos años han sido duros… una guerra no deja indiferente a nadie. Mi marido y yo hemos participado en el bando republicano y final y tristemente, él ha sido encarcelado, lo que me ha obligado a abandonar mi ciudad y establecerme en Madrid.

El reclutamiento de un marido es algo duro de afrontar, pero gracias a ciertas personas se hace más llevadero, en mi caso quien me ha ayudado a sobrepasar esta desgracia ha sido Amanda Junquera. Tenemos una relación de amistad muy cercana, pero esta es distinta a otras amistades, siento que hay algo más… tal vez esté empezando a sentir algo.

 

(s.f.) 1954

Hace siete años mi marido fue exculpado de delitos militares y pudimos volver a la vida normal… o a lo más normal posible. En ese mismo año, publiqué mi poemario Mujer sin edén, parece que la felicidad vuelve a arroparse entre nosotros…

Uno de los poemas más importantes para mí es “Llanto por Abel”, en él reflejo a la perfección mi sufrimiento tras la pérdida de mi hija. Aún no llego a comprender cómo Dios ha permitido que la vida de una persona dé un giro de 180º.

Sin embargo, estoy intentando dejar todo esto en el pasado y empezar a disfrutar todo de nuevo, ya que estos últimos años las cosas han empezado a ir a mejor. Gracias a la novela Las oscuras raíces me concedieron el Premio Elisenda Montcada y este año he recibido el Premio Internacional Nacional Simón Bolivar por Viviente de los siglos.

(s.f.) 1963

 

Hace dos años recibí el Premio Doncel de Teatro con la obra A la estrella por cometa.

Hoy me dispongo a viajar a América con mi marido, el cual ya fue liberado hace unos años, por temas profesionales, durante este viaje realizaremos una serie de conferencias por Centroamérica.

 

(s.f.) 1968

Como bien dije, las cosas marchaban bien, el año pasado recibí el Premio Nacional de Poesía. Debería estar contenta… Vida de luces y sombras…

Mi marido no ha podido superar la endocarditis…

 

28 de enero 1979

A finales del año pasado, fui elegida como académica de número de la “Real Academia de la Lengua” ocupando el sillón K y hoy, pronuncio por fin mi discurso de ingreso, Poesía ante el tiempo y la inmortalidad. Soy la primera mujer que va a pronunciarlo…

 

(s.f.) 1980

Hoy, he recibido el Premio Ateneo de Sevilla por mi obra Soy la Madre. Verdaderamente no me puedo creer que haya tanta gente que me apoye y me quiera por lo que escribo, que mis obras les ayuden a superar el mismo sufrimiento por el cual yo también he pasado. Este tipo de cosas son las que me enriquecen como persona, las que me ayudan a sobrepasar todo el dolor que he podido sufrir en mi vida. Además de esto he contado con el apoyo y la ayuda de Amanda, por esto mismo es la razón por la cual la quiero y no quiero que se vaya de mi vida, le moleste a quien le moleste.

 

 1986

Mi relación con Amanda ha ido avanzando durante estos años, y por sorpresa, las dos nos hemos embarcado en esto que por mucho que nos haya costado, no tiene otro nombre que no sea amor. Sé que hay miradas, gestos… que a veces en nuestros paseos, parecen condenarnos. ¿Cuál es la culpa? No la sé. No la veo.  No me arrepiento…

 

12 de Mayo 1987

Hace cinco años, Carmen Conde dio los primeros síntomas de alzhéimer. A pesar de padecer esta enfermedad, ha podido continuar con su profesión concediendo entrevistas y participando en distintos programas de televisión.

Este año ha recibido el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por Canciones de nana y desvelo. Es importante destacar que ha sido una pionera en este campo estrenando obras infantiles en distintos medios de comunicación como la radio o la TVE.

 

1992-1996

Carmen Conde reside durante sus últimos cuatro años de vida en una residencia de Majadahonda, aquí en Madrid.

En septiembre de 1992 redactó su testamento legando al Ayuntamiento de su ciudad natal, la totalidad de su obra literaria y la de su marido, Antonio Oliver Belmás.

En 1995 se constituyó el Patronato Municipal Carmen Conde-Antonio Oliver.

Unos meses más tarde, el 8 de enero de 1996, Carmen Conde es derrotada tras 14 largos años de lucha contra su enfermedad.

BIBLIOGRAFÍA

 

● Imagen:

 https://ramonaescarabajal.wordpress.com/2016/02/21/ruta-literaria-carmen-conde/

● Música:

 Epidemic Sound,(epidemicsound.com) https://www.youtube.com/watch?v=_y64D3VOrXs&t=195s

● Libro:

 Conde, Carmen (2007). Poesía Completa, Madrid: Editorial Castalia.

● Páginas Web:

- “Carmen Conde, la primera mujer”. 11 de agosto de 2007.

Recuperado de: https://elpais.com/diario/2007/08/11/babelia/1186789823_850215.html

- “La gran historia de amor de Carmen Conde y Amanda Junquera verá por fin la luz”. 25 de mayo de 2007. Recuperado de: http://www.laverdad.es/murcia/prensa/20070525/cultura_murcia/gran-historia-amor-carmen_20070525.html

- “Antonio Oliver”. 18 de diciembre de 2016. Recuperado de:

http://www.ciudadportuaria.com/2012/11/antonio-oliver.html?m=1

- “Más cosas sobre Carmen Conde”. 1 de septiembre de 2007. Recuperado de: http://amazonialibre.blogspot.com.es/2007/09/ms-cosas-sobre-carmen-conde.html?m=1

- “Carmen Conde, una vida para la poesía”. Recuperado de: https://www.um.es/campusdigital/Cultural/Carmen%20Conde.htm

Margarita Manso

 

MUERTO DE AMOR

 

A Margarita Manso

¿Qué es aquello que reluce
por los altos corredores? 

Cierra la puerta, hijo mío;
acaban de dar las once.

En mis ojos, sin querer,
relumbraban cuatro faroles.

Será que la gente aquella
estará fraguando el cobre.

Ajo de agónica plata
la luna menguante, pone
cabelleras amarillas
a las amarillas torres.

La noche llama temblando
al cristal de los balcones,
perseguida por los mil
perros que no la conocen,
y un olor de vino y ámbar
viene de los corredores.

Brisas de caña mojada
y rumor de viejas voces
resonaban por el arco
roto de la medianoche.

Bueyes y rosas dormían.
Sólo por los corredores
las cuatro luces clamaban
con el furor de San Jorge.

Tristes mujeres del valle
bajaban su sangre de hombre,
tranquila de flor cortada
y amarga de muslo joven.

Viejas mujeres del río
lloraban al pie del monte
un minuto intransitable
de cabelleras y nombres.

Fachadas de cal ponían
cuadrada y blanca la noche.
Serafines y gitanos
tocaban acordeones.

Madre, cuando yo me muera,
que se enteren los señores.
Pon telegramas azules
que vayan del Sur al Norte.

Siete gritos, siete sangres,
siete adormideras dobles
quebraron opacas lunas
en los oscuros salones.

Lleno de manos cortadas
y coronitas de flores,
el mar de los juramentos
resonaba no sé dónde.

Y el cielo daba portazos
al brusco rumor del bosque,
mientras clamaban las luces
en los altos corredores.

 

(Federico García Lorca, Romancero gitano)

Muerto de amor - Margarita Manso
00:00

EL DÍA EN QUE LORCA OLVIDÓ A DALÍ

 

La habitación 101 de la Residencia de Estudiantes de Madrid la compartía Lorca con Dalí. Ambos artistas visionarios. Ambos inspiraron el uno al otro. Quizá no sólo en el arte,  sino también en el amor. Así lo sentía al menos, Lorca.

El poeta siempre esperaba al pintor a la salida de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Les daba el encuentro también Maruja Mallo, una amiga con la que pasaban todo el tiempo. Un día se les unió otra chica muy joven. Era Margarita Manso, pintora, venía de Valladolid y acababa de unirse a las clases.

      Por aquel entonces, Federico pasaba las tardes componiendo los versos de su Romancero Gitano, muchos de ellos bajo el influjo que sobre él, ejercía Dalí, su amor. Sin embargo, Salvador parecía no prestar atención, ajetreando sus días con la visita de Margarita, enseñándole, junto a Maruja, las calles del viejo Madrid. Lorca quiso no sentir celos. Margarita le había causado una buena impresión.

       Una mañana, mientras Lorca esperaba en la Academia a Dalí, el poeta se fijó en un cuadro con un ciprés. Le recordó al del Monasterio de Santo Domingo de Silos y se le ocurrió ir a visitarlo con el pintor, no les vendría mal pasar un día los dos juntos. Se lo propuso y Maruja les escuchó, se acercó a ellos y les dijo que él ciprés lo había pintado Margarita. Entonces Dalí les invitó a las dos a ir con ellos, Lorca no pudo negarse.

        Para entrar al monasterio las chicas tuvieron que disfrazarse de hombres, usando las americanas de Federico y Salvador como pantalones. A lo largo del día, Dalí se sorprendió de lo bien que habían congeniado Margarita y Federico, y allí  mismo les propuso un juego erótico. Por primera y única vez, Lorca intimó con una mujer.

     Pasaron unos días desde la visita a Silos y Lorca no había parado  de pensar en Margarita.  Un día, al llegar a su habitación se encontró a Dalí recogiendo sus cosas:

-¿Que es todo esto?

-Me han expulsado de la Academia. Me vuelvo a Figueras. -contestó él pintor-.

-¿Pero qué has hecho? No te puedes marchar así sin más

-No saben valorar mi trabajo, ya no tiene sentido que pinte aquí

-¡Claro que lo tiene! Y además,  ¿qué pasa conmigo? ¿Me vas a dejar aquí solo?

-Estas siendo muy egoísta, Federico.

-Tenemos un montón de proyectos los dos juntos, no puedes irte.

-Ya lo tengo decidido, estoy harto de Madrid, aquí solo se fijan en lo que hago mal

-Tienes que pensarlo una vez más, lo tienes todo aquí.

-Lo siento.

Al amanecer Salvador se fue de la Residencia.

 

     Los días siguientes a la partida de Dalí, los sentimientos de frustración, desesperación y tristeza de Lorca se hicieron cada vez mayores. Margarita, al verlo en ese estado, se acercó a él y le ofreció consuelo. A partir de ese momento comenzaron a pasar más tiempo juntos hasta entablar lo que a ojos externos parecía una relación amorosa. A ojos internos… Lorca llegó a querer a Margarita, pero nunca llegó a olvidar a Dalí.

En su poema “Muerto de amor”, nunca sabremos si empezó a escribirlo después de conocer a Margarita o solo retocó algo que tenía para él pintor. Quizás ella  solamente fue un paréntesis en la historia de Salvador y Federico, no llegó a ser un verdadero amor por el que Lorca estuvo dispuesto a morir.

BIBLIOGRAFÍA

● Imagen:

 https://geneall.net/es/name/2145296/margarita-manso-robledo/

● Música:

  https://www.youtube.com/watch?v=UGWwHE5FNNQ&feature=youtu.be

● Libros:

Gibson, Ian (2004). Lorca-Dalí: el amor que no pudo ser, Madrid: DeBolsillo.

Pérez Andújar, Javier (2003). Salvador Dalí o la conquista de lo irracional, Madrid: Algaba.

VV.AA (2009). Escritoras y figuras femeninas (literatura en castellano), Sevilla: ArCiBel Editores.

● Páginas Web:

- La huella de Silos en la Generación del 27. Recuperado de: http://www.asociacionamigosdesilos.es/docftp/fi1SILOS%20EN%20LA%20GENERACI%C3%93N%20DEL%2027.doc [Accessed 1 Dec. 2017]

- La mujer de tigre y llama. 8 de septiembre de 2013. Recuperado de:

http://www.diariodeleon.es/noticias/filandon/mujer-tigre-llama_825646.html

- Las Sinsombrero: Margarita Manso. 21 de marzo de 2017. Recuperado de:

http://amotinadas.blogspot.com.es/2017/03/las-sin-sombrero-margarita-manso.html

- Margarita Manso y la fortuna de Federico García Lorca. 11 de noviembre de 2014. Recuperado de:

http://blog.rtve.es/lassinsombrero/2014/11/margarita-manso-y-la-fortuna-de-federico-garc%C3%ADa-lorca.html

- Margarita Manso. 11 de febrero de 2009. Recuperado de:

http://littlesashesmovie-spanish.blogspot.com.es/2009/02/margarita-manso.html

- Las Sinsombrero. Recuperado de:

https://www.lassinsombrero.com